La mejor de las bodas

El pasado 3 de diciembre la Sra. Tomapastillas y yo fuimos a la boda de mi prima Sandra, que con 25 añitos decidió casarse con Luis, su antes novio, después prometido y ahora esposo, ella es prima por parte del Sr. Vendepastillas y tenía mucho tiempo de no verla, al menos unos 5 años, me emocionó especialmente el detalle de invitarme y la familiaridad con la que me trató después de tanto tiempo.

Pero entremos en detalles, la verdad es que no fuimos a la misa, ya que siendo en viernes se nos complicaba llegar por cuestiones laborales, se llevo a cabo en la iglesia de mmm ¿San Agustín? no se realmente a quien está dedicada, pero está en Polanco y es famosa por estar ahí la imagen de San Charbel, la fiesta fue en el Polyforum y ahí si llegamos pero tarde, cortesía de la Sra. Tomapastillas, nunca entenderé porque a las mujeres les toma tanto tiempo arreglarse, a ella prácticamente se llevo medio día.

El caso es que el estar en la boda nos trajo recuerdos buenos y malos a la Sra. Tomapastillas y a este que les escribe, ambos venimos con sendos divorcios bajo el brazo, y no tuvimos la boda que hubiésemos querido, ni eran las personas con las que nos queríamos casar, claro que esto lo entiende uno mucho tiempo después, y no cuando se está a punto de dar un paso tan importante.
En mi caso creí estar enamorado de la Sra. Recetapastillas, ahora me doy cuenta que las dosis de toloache que me suministraba en cantidades industriales lograron su objetivo, ya en serio, al menos puse de mi parte para que el barco no naufragara, y después de que naufragó y paso el tiempo, me sentí muy aliviado, en el caso de la Sra. Tomapastillas las cosas fueron distintas y no me corresponde hablar de ellas.

Hablamos de nuestra lista de invitados, cual sería la cena, con que canción abriríamos el baile y un largo etc, tan largo como la lista de cosas que implica una boda, me dio gusto especialmente que mi prima disfrutara tanto de su boda, y en verdad es la novia mas hermosa que he visto, y también la mas sencilla, no exageró en su arreglo ni en sus accesorios, siempre tuvo una sonrisa en el rostro, y no de esas sonrisas forzadas, sino de agradecimiento por todo lo sucedido, una novia plena.

Curioso ver a una pequeña facción de la familia del Sr. Vendepastillas y que por ende también es mi familia, primos a los cuales no conozco, tías que me vieron por última vez cuando tenia tres años etc, la gran ausente fué la abuela Tomapastillas, su salúd ya no lo permite.

Deseo que la historia de mi prima sea distinta, que sea feliz durante todo su matrimonio, y que este dure toda la vida, el aguante es importante, dicen, y Sandra y Luis tienen las capacidades para aguantar lo que sea.

Stone Temple Pilots en México

No hay plazo que no se cumpla, el pasado miércoles primero de diciembre fue un día que estuve esperando por cerca de 18 años, los Stone Temple Pilots se presentaron en el Palacio de los Deportes, un concierto que honestamente pensé que nunca se realizaría, ya que hubo una temporada en la que se separaron y no se veían esperanzas de que volvieran.
Me quedé de ver con Rafa en las entradas del Palacio, poco antes de las 6 de la tarde ya estábamos formados esperando que nos dieran acceso, teníamos boletos de pista, por lo cual tuvimos que correr como si de maraton se tratara para poder estar lo más cerca posible del escenario, de ahí a que salieran los Pilots esperamos cerca de 4 horas parados, pero en realidad no se nos hizo pesada la espera, en un principio pensamos que la entrada sería pobre, ya que no se veía gente en las gradas y  la pista se encontraba al 25%
de su capacidad, pero conforme se fueron acercando las 8:30 fue llegando la gente, y aunque no llenaron el domo de cobre, si tuvieron una entrada más que aceptable, alrededor del 90%

Los tapatíos de “Trok” fueron los encargados de abrir, y aunque su propuesta nada tiene que ver con los Stone, lograron interesar al público, su música se basa en un poco de Jazz mezclado con rancheras, acompañados por un DJ pusieron a bailar a los asistentes y salieron airosos del compromiso.

En punto de las 22:00 llego el momento que tanto tiempo habíamos esperado, los Stone Temple Pilots al fin pisaban el escenario, abrieron de manera potente con “Crackerman” seguida por “Wicked Garden” desde el primero momento nos tenían saltando y bailando, siguieron con la misma linea rockera con “Vasoline” y “Heaven and Hotrods”

Presentando el nuevo disco llegaron “Between the Lines” y “Hickory Dichotomy” pero de inmediato volvieron a la potencia de su segundo disco con “Still Remains” después se cayó un poco el ánimo cuando tocaron “Cinnamon” también del nuevo disco, pero volverían a la carga, de una manera brutal.

“Big Empty” se encargo de abrir el mejor bloque del concierto, pudimos apreciar que a pesar de los años siguen siendo excelentes músicos, los hermanos DeLeo realmente dan todo de si en el escenario, la sorpresa de la noche fue el cover “Dancing Days” inmortalizada por Led Zepellin y revisitada por los STP en un álbum tributo que salio hace ya unos años, “Silvergun Superman” encendió los ánimos y el espíritu rockero de todos los que estábamos presentes, dando paso a “Plush” quizá el tema más popular de la banda, aunque para mi definitivamente no el mejor.

Y aquí es donde hago una pausa para recordar lo que viví esa noche, porque la canción que tocaron a continuación representa para mi muchísimas cosas, es la canción con la cual los conocí, la canción que me engancho a su música, la canción por la cual compre mi primer CD aún sin haber escuchado ninguna otra canción de ellos, la canción que curiosamente ha descrito mis dos relaciones importantes de pareja, y para mi, una de las mejores canciones de Rock que se ha escrito, grabado he interpretado, no puede ser otra mas que “Interstate Love Song”

Debo confesar que llore al escucharla, para mi era todo un sueño poderla oír en vivo, y creí que ese momento jamás llegaría, bien dicen que nunca digas nunca.
Un poco mas relajados tocaron “Huckleberry Crumble” despidiendo de esta manera el recorrido por su nuevo disco, Dean de nuevo hizo lucir su guitarra con “Down” previa improvisación, y provocando que muchos de los presentes hicieran “Headbanging” tomaron un pequeño respiro después de “Sex Type Thing” regresando para despedirse con “Dead and Bloated” al final pusieron a todos a bailar con “Trippin´On a hole in a paper heart” de esta manera terminó el concierto que más he esperado en mi vida.

Y aquí mis impresiones, me hubiera gustado verlos en su mejor momento, Scott Weiland venía con harta hueva, a leguas se le notaba que solo venía a cumplir con el compromiso, se le veía aburrido, fuera de forma, fastidiado, cansado etc. dejaron de lado canciones emblemáticos como “Creep” o Sour Girl” para dar paso al material del nuevo disco, que a mi en lo personal no me gustó, claro, yo hubiese querido que tocaran 3 hrs. y que incluyeran en el set list canciones que rara vez tocan como “Wonderful” “Atlanta” ó “Hello it´s Late” pero prácticamente era imposible que lo hicieran, Robert y Dean DeLeo así como Eric Kretz siguen disfrutando con lo que hacen, los años les han enseñado a tocar mejor, sin embargo y como menciono antes, a Weiland se le ve fastidiado, si bien es cierto que nunca interactúa mucho con el público, en presentaciones que he visto en video se ve que disfruta haciendo lo suyo, en esta ocasión no fue así.

Salimos con sabor agridulce de boca, por un lado contentos por haber visto en vivo a nuestra banda preferida, por el otro decepcionados por la actitud no de la banda, sino de su vocalista, esperemos que regresen pronto, queda en el anecdotario el hecho de que cada quien salió con su plumilla correspondiente, (gracias de nuevo Rafa)  regalo de los hermanos DeLeo.