Cuando no hago lo que esperas que haga

Hay cosas que definitivamente no se pueden cambiar como la muerte de un ser querido, algunas circunstancias que nos tocan vivir, los sentimientos o la imagen que tiene  nuestros semejantes de nosotros.
Y es en este sentido en el que he estado reflexionando últimamente, muchas veces no sabemos el tipo de personas con las cuales nos estamos relacionando, por lo general siempre damos una cara que no corresponde con quien realmente somos, o con lo que sentimos, y solo la damos a aquellas personas con las cuales llevamos mucho tiempo de conocer, o a aquellas personas que de inicio son transparentes en su  manera de presentarse, uno lo intuye, lo presiente, se vibra pues con la vibra de los demás.

Nos “enamoramos” de personas que no aprecian lo que hacemos o sentimos por ellas, o se “enamoran” de nosotros personas que apenas hemos visto un par de ocasiones, y en este sentido es cuando se vuelve complejo el panorama, ya que muchas veces al no poder corresponder ese “enamoramiento” que siente la otra persona por nosotros salen decepcionadas y odiandonos por el resto de sus días, pero en realidad los menos culpables somos nosotros, ya que como diría mi abuela “a la fuerza ni los zapatos entran”
Y es que como me dijo un amigo hace poco, la gente no nos decepciona, nos decepcionamos nosotros mismos en el momento en el que los demás no hacen lo que esperamos que hagan, nos creamos falsas expectativas, idealizamos erróneamente y nos pasamos toda una película de como sería nuestra vida al lado de esa persona, pero jamás le hemos pedido opinión y mucho menos preguntado si aceptan el papel.

En este sentido y con el riesgo de sonar muy hipócrita, creo que primero debemos de valorarnos y conocernos para poder estar bien con alguien, de otra manera no podremos tener algo duradero o estable con alguien mas, y si, el camino es difícil y es muy fácil irse al “dark side” pero creo que debemos de buscar esa luz que sin lugar a dudas, todos llevamos en nuestro interior.

Puedo explicar mi reseña de puedo explicarlo todo

Y es que es necesario, mis hermanas Raquetouille y la Sra del Mal que me conocen mejor de lo que yo me conozco, hicieron la puntual observación de que había escrito la reseña del libro de Xavier Velasco “Puedo explicarlo todo” mas para mi que para la gente que la lea, así que rehagamos la reseña.

Joaquín nuestro protagonista tiene 30 años, y cuando lo conocemos está en la cárcel, doblando su anillo de casado y grabando su nombre en una de las paredes, afortunadamente para nosotros y para el lo saca de esa situación Juan Pablo Palencia, abogado que trabaja para Imelda, que resulta ser la ex-amante de nuestro querido Joaquín,
Pero volviendo a la cárcel, el motivo por el cual tuvo que hacer una pequeña escala en ella es que debe entregar un libro de superación personal a los hermanos Balboa, hijos del difunto Isaías Balboa, impresor con dotes de Mesías, que se dedicaba a recorrer velorios para así vivificar viudas, sobrinas, hijas, nietas o lo que encontrara a su paso.

En medio de todo esto están Gina y su hija Dalila, vecinas de la casa donde Joaquín se esconde para terminar el libro en el plazo estipulado y para evitar que básicamente se le despache al otro mundo de no entregar en tiempo y forma, Dalila hace complice a Joaquín del rapto del cabo Filogonio, (un conejo que se salvo de haber sido sacrificado en la plancha de un laboratorio de secundaria) y es aquí donde se desata toda una serie de sucesos que desembocaran en un inesperado final, entre los cuales Joaquín nos cuenta la vida de todos los participantes de esta novela, intercalados en estos relatos están unos sustanciosos discursos de autoperjuicio los cuales nos hacen reflexionar acerca de nuestros actos y nuestras consecuencias.

PERDIENDO EL RUMBO

 
Hoy es uno de esos días en los que me siento perdido, en los que pienso en las cosas que tengo por hacer y se me viene el mundo encima, es uno de esos día en los que quiero escribir y no puedo, solo de rapidito y sin pulir porque en casa aún no tengo el medio para poder hacerlo, se que es elemental agarrar papel y pluma, pero ya me acostumbre a el sonido del teclado.

Es uno de los días en los que amanezco como drogado cuando ni siquiera soy adicto al Carlos V -pero si a los benson´s dorados- en los que en lugar de iniciar un nuevo día totalmente despejado despierto con las preocupaciones del día anterior, un día en el que innevitablemente me alcanza el recuerdo que no quiero evocar, la nostalgia que no me deja vivir se apodera de mi estado de ánimo y entonces ya valio madre.

Es un día de reflexión si, pero siempre llego a la misma conclusión: Dejar de darle prioridad a esa persona para la que solo soy una opción.
Se dice fácil, pero después de mas de tres años se vuelve complicado, es como saber el final de la ecuación y no querer resolverla para seguir encontrando variantes, la diferencia es que variantes ya no hay y se ha vuelto una partida de ajedrez en el que invariablemente se le puede dar mate a la reina en 5 jugadas, pero uno prefiere que siga decapitando peones y manchando de sangre todo el tablero.

No hay mal que dure 100 años, y tampoco espero que duren 99 porque apenas llevo 3 y nunca he tenido el aguante suficiente para ir mas allá, al menos el día de hoy espero terminarlo menos perdido de lo que lo empece, por lo pronto la tarea inmediata sigue siendo buscar mi propio lugar, y tener algo que leer, porque esta orfandad literaria me está afectando.

"PUEDO EXPLICARLO TODO" Xavier Velasco

“Puedo explicarlo todo” es una frase que he usado en mas de una ocasión, y que en cualquier descuido puedo volver a utilizar, pero dejemos del lado al demonio de la culpa y centrémonos en explicar que carajo hace aquí esta frase.

Desde que vi el libro con ese título tan atractivo de inmediato quise poseerlo, quise pasar mis ojos por todas y cada una de sus letras, hundirme en sus capítulos, conocer a Joaquín, hacerle el amor a Imelda, jugar con Dalila, filosofar con Isaías, mentarle la madre a Nancy, manipular a Gina y matar a Juan Pablo, en cuanto leí la reseña me sentí plenamente identificado y siendo el autor Xavier Velasco, que en su haber tiene el haber escrito “Diablo Guardián” el cual acababa de leer pues las ansias lectoras crecieron aún más.

No es un libro ni sencillo ni corto, pero la extensión es lo de menos, ya que se va rapidíto como puente vacacional, no es sencillo porque incita a que se rebele la horda de demonios que todos traemos dentro, los provoca, los incita a que salgan y hagan aquelarre en el momento que les plazca, no cabe duda que el camino del autoperjuicio es el más fácil de tomar y del que pocas veces -si no es que ninguna- se quiere salir.

Y son estos discursos de autoperjuicio que contiene el libro los que les pegan al lector entre conciencia y culpa, porque todos nos hemos visto en un punto de nuestras vidas yendo en un carrito de feria sin frenos en picada destino a perderlo todo, y por más que sabemos donde acabará la carrera, no nos preocupa otra cosa sino seguir sintiendo el vértigo de la fatalidad.

Un final inteligente, pareciera abierto, pero hay que reflexionarlo mucho para llegar a el y darse cuenta que no es así, ahora que lo he terminado se que lo voy a extrañar, extrañaré jugar con Filogonio y sacar a pasear al Samsonite, altamente recomendable para aquellos en vías de autoredimirse, no lo dejen pasar.

¿Aún sigues aquí?

Ayer vi “Desde mi cielo” y aunque ya había leído el libro, la película me dejo un gran sabor de boca, me dejo muchas enseñanzas, me permitió imaginar como es el lugar en el que ahora te encuentras, pero sobre todo me dejó una interrogante, ¿aún estás entre nosotros?

Me pregunté como percibes nuestras vidas a casi dos años de tu partida, que opinas de lo que ha sucedido en ellas, de como tus abuelos han lidiado con tu ausencia, de como tu hermano te necesita y te añora, de como tu mamá esconde su dolor, pero sobre todo, que opinas de mis arrepentimientos y de mis culpas, de mi negación a iniciar un duelo y dejarte partir.

Se que en gran medida el hecho de que esconda lo que siento no es bueno ni sano, para mi, por principio de cuentas, y de alguna manera para ti, porque se que eso no te da tranquilidad e impide que tengas un descanso pleno.
Al día de hoy te soy honesto no se como lidiar con esto, cuando descubro que estoy a punto de llorar porque tu recuerdo se hace presente me limpio las lágrimas cual niño que no quiere que sus compañeros de escuela lo vean llorar, ¿cuantas veces reprimiste el llanto por las agresiones sufridas hacia tu persona? ¿cuantas veces reprimiste el llanto por no entender lo que te sucedía? Seguramente muchas mas de las yo lo reprimí por exigir respuestas que al día de hoy no llegan.

Es por eso que a pesar de tener que pelearme con mi egoísmo deseo que ya no estés entre nosotros, se que suena duro, pero es momento de que descanses, de que aprendas lo que debes aprender y de que dejes que nosotros nos hagamos bolas con tu ausencia, se que la herida nunca sanará, pero al menos puede llegar a un punto en el que no duela y sirva como recordatorio para no cometer los mismos errores.

Por mi parte el camino no es corto y mucho menos fácil, solo espero recorrerlo con un poco del honor con el que tu recorriste el tuyo, y creeme que deseo fervientemente el día en que nos encontremos de nuevo, y platiquemos, y cantemos como lo hacíamos antes, poder hacer todas esas cosas que mi padre no hizo conmigo y que yo no alcance a hacer contigo, por circunstancias ajenas a nosotros, y por estupidez y ceguera de mi parte.

Sigamos cada quien en nuestros asuntos, que mientras tu te haces mas sabio yo me vuelvo más viejo, solo espero que el día que te vea te puedas sentir orgulloso de como recorrí mi camino.

Patriotismo Hipócrita e hipócritas antipatriotas

“Top Gear” es uno de mis programas favoritos, lo transmite la BBC y al parecer lleva ya mucho tiempo al aire, básicamente son tres conductores metiéndose de lleno en el mundo del automovilismo, prueban automoviles, hacen comparativas de precios, tienen invitados especiales los cuales tiene que pasar por la inevitable prueba de correr un auto cualquiera en su propia pista y en el menor tiempo posible, vaya hasta hacen retos entre ellos los cuales van desde construir vehículos híbridos hasta competencias por ver quien hace la mejor campaña publicitaria para la BMW.

Estos señores dieron la nota el pasado 30 de enero ya que les tocó presentar en su programa el primer automovil deportivo totalmente desarrollado y construido en México, el Mastretta MXT, un Coupé de alto rendimiento con tan solo 930 kilogramos de peso, con dos plazas y motor central desarrollado desde cero con tecnología de punta y materiales de competición aerodinámica. Además, alcanza los 100 km/h en tan sólo 4.9 segundos, gracias a sus 250 caballos de fuerza y 250 lb/pie de torque. La transmisión es manual de cinco velocidades y logra una velocidad máxima de 240 km/h.
En el interior cuenta con panel de instrumentos compacto, aire acondicionado, navegación satelital, Bluetooth, reproductor de DVD y cámara de reversa. Cada una de las piezas que conforman el automóvil son hechas a la medida.

Regresando al tema y como escribía anteriormente, los presentadores del programa hicieron comentarios repletos de clichés, ofensivos y hasta xenófobos partiendo de la presentación del auto, básicamente dijeron que eramos unos holgazanes, flatulentos, que nuestra comida básicamente era vomito con queso y que seguramente no habría ningún tipo de reclamación ya que el embajador de México en el Reino Unido seguramente estaría dormido. Como es lógico el embajador exigió una disculpa la cual hasta el momento no se ha dado, ni creo que se de.

Aunque es evidente que se excedieron los presentadores en sus comentarios, creo que estamos pasando muchas cosas por alto, aunque nos pese, si hay muchos mexicanos huevones, flatulentos y que solamente andan de pránganas, además quien siga el programa se dará cuenta que son muy manchados con todo el mundo, a lo que voy es que somos unos sentidos de primera mano (me incluyo en primera fila) y nos tomamos las cosas muy a pecho ( prácticamente soy campeón olímpico en este sentido) es evidente la desinformación de los conductores como evidente es el hecho que nunca han pisado México, hay mucha gente enojada y es entonces cuando les sale el patriotismo, pero no les sale ese patriotismo cuando tiran basura en la calle, o dan mordida, o no respetan los cruces peatonales y además te avientan el coche porque no se tiene un mínimo sentido de urbanidad.

Este hecho me recordó el altercado que tuve en Diciembre pasado con un pseudo familiar, esta persona se fue a vivir a E.U. hace quien sabe ya cuanto tiempo, y se fue porque nunca pudo consolidar una carrera como locutor y productor de radio, carrera que terminó pero de la cual no se tituló. El caso es que en FB puso una crítica al gobierno mexicano, lo cual está muy bien, y le comente que era curioso que criticara un país en el cual no vivía y por el cual no hacía nada, este hecho le ofendió profundamente ya que no acepta una crítica y  su respuesta estuvo plagada de insultos hacia este que escribe, llamándome don nadie e invitándome a suicidarme, (y eso que me llamaba hermano y según el me quería mucho) por supuesto me elimino al momento de sus amistades. La cosa no paró ahí, ya que al ser sobrino de el Diablo se lleva muy bien con ella y le dijo su versión de las cosas, la cual está muy alejada de la realidad ya que comenta que lo estuve atacando durante toda una semana, y que le dolía profundamente mi actitud ya que me quería mucho, (jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja)

¿Que carajos tiene que ver esto con Top Gear y sus comentarios hacia México? es un ejemplo de como nos hacemos los ofendidos pero no vemos el trato que le damos a los demás, las burlas que hacemos a expensas de extranjeros, lo mal que tratamos a los migrantes, o a las personas que vienen a buscar una oportunidad de crecer en nuestro país como los cubanos, salvadoreños y un largo etc.
Creo que en lugar de estarnos preocupando por unos comentarios y exigir disculpas,  deberíamos exigir que se acaben las ejecuciones, el despilfarro de recursos, las mordidas, la guerra sucia en las campañas electorales y demás cosas que si afectan a nuestro país.

Pero, como hemos visto, nos gusta tirar la piedra y esconder la mano,  deberíamos hacer un ejercicio de conciencia, yo lo estoy haciendo, por eso ya me deshice de mi costalito de piedras.

Intolerancia Religiosa

Este domingo la pulga y yo aceptamos la invitación que amablemente el Sr. Vendepastillas nos extendió para comer en su casa, debo aclarar que el Sr. Vendepastillas y el Diablo llevan separados cerca de 28 años, como es lógico cada quien hizo su vida y el Sr. Vendepastillas contrajo segundas nupcias con la Sra. Vendecréditos.

Conozco a la Sra. Vendecréditos desde que tenía 3 años (yo, no ella) y siempre me ha tratado de manera cordial y respetuosa, en algunas ocasiones intercedió por mi ante el Sr. Vendepastillas, evidentemente nunca la vi como una figura materna porque nunca viví con ellos, y porque nunca me hizo falta, y aunque siempre hemos tenido puntos de vista distintos siempre hemos respetado las creencias de cada quien.

Debo decir que es una católica a la que considero devota pero no fanática, hay mucha gente que siendo católica solo se para en una iglesia cada que hay algún evento por el cual asistir, ella cada domingo está en misa y por consecuencia se lleva al Sr. Vendepastillas, el a su vez nos invitó a que asistieramos con ellos, pero ahí si decliné la invitación, y es que ellos no acaban de entender el fervoroso ateísmo que practico.

En la sobremesa Vendecréditos me cuestiono el hecho de que no practique ninguna religión, y si, la verdad es que trató de hacer campaña para que me acercara a su iglesia, y que sobre todo le infundiera a la pulga un “temor a Dios” para así poder hacer de el un hombre de bien, la verdad es que nunca me he puesto con ella a discutir este tipo de temas y como puedo le doy la vuelta, ponerme al debate con ella se que derivaría en un muy mal momento para todos que nadie necesita.

Pero como siempre me dejo mucho por reflexionar, ¿porque la gente simplemente no puede respetar las creencias de los demás? evidentemente mi idea de educar a la pulga no incluye el infundirle temor en ningún nivel ni bajo ninguna circunstancia, me acorde de los mormones o evangelistas que van de casa en casa trayendo “la palabra de Dios” con los cuales he tenido mis buenos debates y se me hace increible que aún en pleno siglo 21 la gente no se de cuenta que muchas religiones basan su doctrina en el miedo y la dominación, y que se hagan de la vista gorda en lo referente a todas las aristas que tiene la iglesia católica por ejemplo (violaciones, relaciones con el narco, lavado de dinero y un largo etc)

Todas las religiones tienen el mismo objetivo, llegar a una comunión con Dios y de esta manera convertirse en un ser evolutivo pleno, en mi caso no puedo comulgar con un Dios que no conozco, y se que se trata de cuestión de fe, pero cuando echas mano de la fe y simplemente tus oraciones no tiene  respuesta, esta acaba por morirse, se que puede llegar a ser una postura radical, pero al día de hoy, si es que hay un Dios, no entiendo muchos de sus actos., por lo cual no puede haber comunión alguna.