INVENTARIANDO, DESECHANDO Y CONSTRUYENDO

Tenemos tendencia a no soltar las cosas, nos aferramos a recuerdos, lugares, personas, situaciones, objetos y un largo etcétera, le rendimos un culto obsesivo al pasado por temor a afrontar el presente, creemos que el futuro ya no nos traerá todas las cosas buenas que hemos deseado, que hemos anhelado y que por supuesto necesitamos y merecemos.

El espíritu se pervierte con el veneno del tiempo perdido, los sueños se estancan y decidimos dejarlos guardados en el baúl de los propósitos futuribles, con la intención de algún día llevarlos a cabo, pero no determinamos el tiempo ni las circunstancias bajo las cuales volverán a ver la luz para poder realizarce, vamos aplazando nuestras prioridades en pos de personas para las cuales no somos prioridad, decidimos mimetizarnos en la vida de otros esperando que en algún momento les llegue la iluminación y recuerden que estamos a su lado, escondidos en la sombra, la mente se vuelve servil y no hace otra cosa mas que esperar. Sigue leyendo

2 AÑOS Y UN DIA

Lo se, es 14 de abril, y aunque ayer tenía la intención de escribirte la verdad es que traía demasiadas cosas en la cabeza y una dosis extra de tristeza a cuestas, que sumada a la tristeza permanente por tu partida me hizo el día insoportable.

Pero a comparación de hace un año, los remordimientos no hicieron acto de presencia, y es que desde hace unos días entendí y acepte tus decisiones, y este entendimiento me deja una paz que desde hace dos años no sentía, solo puedo admirarte aún mas por tener el valor y coraje de decidir las circunstancias que rodearon tu vida Sigue leyendo

RECORDANDO A KRIS

Hay un dolor imperecedero, perpetuo, un dolor que se instala de manera definitiva en el corazón, y todos, sin excepción, vamos a sentir ese dolor.
Ese dolor nace debido a la muerte de un ser querido, de la ausencia que deja, del vacío que sentimos al saber que no podremos abrazarlo mas, de besarlo, de disfrutar de su compañía, surge del no entendimiento de su partida, de la no aceptación, del rechazo al duelo, del egoísmo por no entender que la vida tiene un ciclo y su ciclo ha llegado a su fin. Sigue leyendo