Ausencias

De todas las ausencias que he padecido en esta vida, la tuya es la más dolorosa, porque hay ausencias que el tiempo borra, que cura, que limpia, y sin embargo la tuya duele por triplicado, y no hay modo de borrarla o sanarla, es perenne por los siglos que pueda recordar. Sigue leyendo