Miradas

images

Cada vez que me miraba mi alma salía expedida hacia lugares remotos e infranqueables, lugares que solo conocía en mis sueños. Algunas veces me transportaban a una plaza de armas, blanca como las almas sin pecado, cubierta por un cielo que anunciaba alguna tormenta cercana y custodiada por un mar tan azul como los secretos de sus ojos, otras veces me situaban en medio de constelaciones a millones de años luz de nuestro hogar, galaxias que nadie conocía, planetas en los que solo estábamos nosotros, sin tiempo, sin espacio. Sigue leyendo

Anuncios